Para su salud Para su salud , http://www.parasusalud.tv



 

Mi hijo es alérgico a la leche, ¿Qué es intolerancia a la lactosa?


Es la incapacidad para digerir la lactosa, un tipo de azúcar que se encuentra en la leche y otros productos lácteos. La intolerancia se presenta cuando el intestino delgado no produce suficiente enzima lactosa, ésta le ayuda al cuerpo a absorber los alimentos produciendo así la deficiencia de lactosa. Esta enzima es importante porque ayuda o promueve  a digerir la leche, incluyendo la materna. Los bebés prematuros algunas veces tienen intolerancia a la lactosa. Los  niños nacidos a término generalmente no muestran signos de esta intolerancia hasta que tienen al menos 3 años de edad.

La intolerancia puede comenzar en diversos momentos en la vida. En las personas de raza blanca, generalmente  comienza a afectar a los niños mayores de 5 años; mientras que en las personas de raza negra, la afección a menudo ya  se presenta a los os años de edad, es más común en personas de origen asiático, africano, nativos americanos y  mediterráneo de lo que es entre los europeos del norte y occidente.

La intolerancia a la lactosa no es peligrosa y es muy común en los adultos. Las causas de la intolerancia a la lactosa  abarcan: Cirugía del intestino; Infecciones en el intestino delgado a raíz de virus o bacterias, lo cual puede dañar las  células que lo recubren (con mayor frecuencia en niños), Enfermedades intestinales como las que sufre el celíaco.

 

SÍNTOMAS

Los síntomas se presentan frecuentemente de 30 minutos a dos horas después de comer o beber productos lácteos y, a menudo, se alivian no comiendo ni bebiendo estos productos. Las dosis grandes de productos lácteos pueden causar síntomas peores tales como distensión abdominal, Cólicos abdominales, Diarrea, Gases, Náuseas. En bebes y niños niños puede provocar crecimiento lento o pérdida de peso.

 

TRATAMIENTO

Disminuir o eliminar los productos lácteos de la dieta generalmente mejora los síntomas. La mayoría de las personas con niveles de lactosa bajos puede tomar pequeñas dosis de leche una vez (hasta media taza) sin tener síntomas. Las porciones más grandes pueden causar problemas para las personas con esta deficiencia. La manteca y los quesos  pueden ser más fáciles de digerir (tienen menos lactosa que la leche), Los productos lácteos fermentados, como el yogur, la leche de cabra (pero tómela con las comidas y asegúrese de complementarla con aminoácidos esenciales y vitaminas si se la va a dar a los niños), Helado, quesos curados o duros, leche y productos lácteos deslactosados, Leche de vaca tratada con lactosa para niños mayores y adultos, leche de soja o de arroz para bebés menores de 2 años.

No obtener leche en la alimentación puede llevar a una carencia de calcio, vitamina D, riboflavina y proteína. Es posible que usted necesite encontrar nuevas maneras de obtener calcio en su dieta (se necesitan de 1,200 a 1,500 mg de calcio cada día), su médico puede indicarle suplementos de calcio. Además, puede aumentar la ingesta de alimentos que tengan más calcio (verduras de hoja, ostras, sardinas, salmón en conserva, camarones y brócoli).

Beba jugo de naranja que contenga calcio agregado, lea las etiquetas de los alimentos. La lactosa también se encuentra  en algunos productos que no son lácteos, incluyendo algunas cervezas.

 

COMPLICACIONES

Las posibles complicaciones son la pérdida de peso y la desnutrición.

Consulte con el médico si tiene un bebé menor de  2 o 3 años que presenta síntomas de intolerancia a la lactosa, si su hijo está creciendo lentamente o no está   aumentando de peso.
No se conoce una manera de prevenir la intolerancia a la lactosa.

Si usted padece esta afección, evitar o restringir el  consumo de productos lácteos en sudieta puede reducir o prevenir los síntomas.

Consulte al profesional





Aún no hay comentarios.

 

 

Haga su consulta al profesional